Jueves 20 Julio 2017

fb01tw01youtube

Radio Online                                                  

Miércoles, 17 Mayo 2017 00:00

Día mundial de la Hipertensión Arterial

El  día de la Hipertensión Arterial fue tratado en el “Club de la salud”

El Programa radial de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste denominado “El Club de la Salud” convocó al médico especialista en cardiología Jorge  Verón, para hablar sobre el “Día Mundial de la Hipertensión Arterial” que se conmemora el 17 de mayo.

En los estudios de Radio UNNE  sintonizable en el 99.7,  el profesional definió en primera instancia a esta patología como el principal factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares, que constituyen la primera causa de muerte y  delineó algunas  pautas para prevenir y controlar esta patología.

Agregó que “la hipertensión arterial es, básicamente, la presión alta. Justamente es la fuerza con la que circula la sangre dentro de las arterias, esa fuerza hace que se mida con un tensiómetro para determinar la presión”.

Existen  dos valores, la máxima y la mínima, la máxima corresponde al bombeo cardiaco, el momento en el cual el corazón inyecta la sangre y eso genera una presión en las arterias que eleva la presión arterial, ese valor se llama presión máxima. Luego, el corazón se empieza a relajar, también se relajan las arterias, hasta que llega un momento de estabilidad de relajación y el valor que marca el tensiómetro se denomina presión mínima, la que también recibe el nombre de  presión sistólica y diastólica respectivamente. Se considera normal con 140 de sistólica y 90 de diastólica, estamos hablando de valores máximos normales y  óptima sería de 120/80. Hoy en día tendemos a que los pacientes tengan menos de 80 en diastólica y menos de 120 en sistólica.

"Se denomina, entonces, hipertensión arterial cuando un paciente en más de un control, presenta una presión mayor a 140 la máxima o mayor a 90 la mínima. Hago esta salvedad porque no es necesario tener los dos valores elevados para presentar hipertensión, por ejemplo, si una persona presenta 120/90, es un caso de presión elevada, por más que la máxima esté normal, ya es un caso de presión elevada, y lo mismo al revés, si se presenta la mínima normal y la máxima elevada" explicó el profesional.

Asimismo remarcó la importancia de la concientización sobre los controles y el buen tratamiento de la enfermedad, porque de esa manera se estaría evitando fallas en el  corazón que pueden desembocar en un infarto,  “por eso la concientización para las personas que tienen hipertensión arterial es importante, para que sepan que deben acudir a controlarse, para estar bien tratados, y a las personas que no tienen hipertensión arterial, que se tomen la presión, el hipertenso no debería  hacer una obsesión de esto, pero si un cuidado” expresó. 

También se refirió a un estudio que se llama RENATA, que se realizó en el 2011, que consiste en un registro nacional de tensión arterial que fue llevado a cabo por la Sociedad Argentina de Cardiología, y ahí se estableció, en el 2011, que el 33,5 por ciento de la población era hipertensa.

Lo llamativo es que la mitad de este grupo es consciente de que padece la enfermedad  y no toma medicamentos; la población que es hipertensa y toma medicamentos la mitad no está controlada, y después tenemos un gran porcentaje que no sabe si tiene presión alta o normal porque nunca se controla.

Mensaje

La hipertensión arterial no se cura, se controla para que esté normal, pero no hay medicación que, tomado una vez por día o por semana, controle la presión. No es como una enfermedad infecciosa que uno toma un antibiótico una semana o dos y se curó. El medicamento hace efecto mientras está en sangre. Cuando pasa la vida media del medicamento, este ya no hace efecto y la presión vuelve a subir.

La primera recomendación no es la medicación, sino una vida saludable. El estilo de vida tiene mucho que ver en la prevención y en el tratamiento de la enfermedad.

Es fundamental mantener un peso adecuado. El peso adecuado va de acuerdo a la estatura, hay que medir la cintura a nivel del ombligo. También las medidas del cuello son importantes. 

Una buena relación de peso y estatura es fundamental para no ser hipertenso o para descender los niveles de hipertensión arterial. ¿Cómo hacemos eso? Con comida sana. Hay que disminuir el consumo de sal. Se recomienda las sales que tengan disminuido el nivel de sodio, no se recomienda el agregado de alimentos con alto contenido de sodio como son los fiambres, los panificados, los quesos; y esto hace que al aumentar las grasas uno aumente de peso. Por eso, todo lo que tiende a reducir el peso, también tiende a reducir la presión arterial.

El consumo diario recomendado de sodio es de 1,5 miligramos al día.

En nuestra sociedad, tenemos personas que trabajan muchas horas y que no pueden llegar a la casa para almorzar o trabajan fuera de la ciudad, como los obreros de la construcción, viajantes, conductores de colectivos, y tienen que comer fuera de su hogar y no tienen tiempo de prepararse la comida como es adecuada. Tenemos que volver a un método de antes, de nuestros padres y abuelos, que es la vianda, saber preparar una vianda. Ahora están en boga los kioscos saludables. Hay que consumir frutas, verduras, dejar de lado el sándwich de mortadela y la coca que son muy perjudiciales para la salud.

La actividad física es fundamental. Ahora, antes de hacer una actividad física hay que ir al médico, hay que controlarse, y eso no tiene que frenar la actividad física, pero si estoy muy excedido de peso, conviene que vaya al médico, para ver que el médico me indique qué tipo de actividad física puedo hacer, en qué forma ir aumentando progresivamente.

 

 Corrientes, 17 de mayo de 2017

Comunicación y prensa. Facultad de medicina UNNE.

Teléfono: 4422290 interno 222

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.