La directora de la Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste, licenciada Laura Leyes, hizo un repaso sobre el desarrollo de las actividades académicas de la Carrera en el marco de la pandemia del Covid-19 y destacó la respuesta y predisposición que han tenido los estudiantes y los docentes. También se refirió a cómo proyectan el regreso de las actividades presenciales, una vez que la situación sanitaria lo permita.

– ¿Cómo atraviesa la Carrera que usted lidera la actual situación sanitaria y la readaptación de las clases presenciales a la virtualidad?

– En términos generales, pienso que, como todas las instituciones de educación superior, nos encontramos en un momento de virtualización forzada de todas las actividades presenciales, ya que, de lo contrario, la única opción seria detener el avance del ciclo lectivo. En nuestro caso, nos vemos favorecidos por una experiencia previa en entornos virtuales, con lo cual hemos tenido algún margen de ventaja en la planificación estratégica de las actividades de las asignaturas.

– ¿Cómo responden docentes y estudiantes de Kinesiología en este nuevo escenario?

– En el contexto de esta situación de excepción en la que nos encontramos, la respuesta de estudiantes y docentes se apoya, en primer lugar, en la plena conciencia que es la única opción disponible y que la institución realiza acciones colectivas a modo tal de dar continuidad al ciclo lectivo

En otro orden de análisis, el proceso de virtualización de las actividades presenciales se está realizando de manera satisfactoria para todos los contenidos conceptuales propiamente dichos. En el caso de nuestra Carrera, al ser una profesión que se ejerce con contacto y sin distancia social, afrontamos limitaciones en el caso de las competencias procedimentales relacionadas con maniobras específicas, movilizaciones, reeducación muscular y atención de pacientes reales, por citar algunos ejemplos más representativos. Tal es así que estamos proyectando que el regreso escalonado de los estudiantes, con todas las medidas de seguridad correspondientes, se destine exclusivamente al desarrollo y fortalecimiento de estas competencias, por lo cual avanzamos en esta primera etapa con los fundamentos más teóricos de las mismas.

Como nuestra Facultad cuenta con un Gabinete Interdisciplinario de Simulación Clínica, estamos iniciando capacitación de docentes para ofrecer también escenarios de media o alta fidelidad como otra oportunidad de aprendizaje para los estudiantes.

– ¿Cuántos docentes de la Carrera participan en la enseñaba virtual?

– En este momento participan todos los docentes de la Carrera. El 100% de las asignaturas posee aulas virtuales y, en este sentido, me permito destacar que en nuestro caso los equipos docentes ya tienen trayectorias previas en el manejo de entornos virtuales, ya que el desarrollo de estos es parte de una visión institucional desde hace tiempo.

En Kinesiología estamos en proceso de capacitación desde hace 6 años. Esta pandemia ha contribuido a optimizar las propuestas educativas, poniendo en valor el esfuerzo y la dedicación que cada docente ha invertido en sus propios aprendizajes. Me animo a asegurar que cuando esta situación de excepcionalidad pase, habrá sido para nuestra institución un desafío superado que se materializara en un salto de calidad educativa, sin lugar a duda.

– ¿Cómo son las interacciones que se plantean durante las clases?

– Las interacciones están basadas en las opciones disponibles. En nuestra Facultad, el desarrollo de un Campus Virtual propio, gestionado por un equipo de asesores expertos en la temática, facilita el diseño y la implementación de cualquier propuesta. Las posibilidades de interacción son infinitas y también sujetas a las preferencias de estudiantes y docentes.

Por lo general, usamos encuentros por videollamadas o videoconferencias, pero en cada actividad planificada en las aulas virtuales lo que se espera es mediar esa necesaria interacción entre estudiantes y docentes. Nos apoyamos en las devoluciones constructivas de manera permanente; hacemos uso constante de foros como espacios de debate y opinión; y enfatizamos las actividades de producción individual y grupal especialmente, intentando colocar a los estudiantes en un rol central y activo, como actores protagónicos de sus propios aprendizajes, acompañándolos de manera permanente.

En lo que a los procesos formales de comunicación se refiere, la carrera usa Telegram, mensajería interna y foros de avisos como instancia fundamental de información o consulta. Los estudiantes saben perfectamente cómo contactarnos, respondemos con la mayor inmediatez posible y estamos en permanente contacto con referentes estudiantiles y el Centro de Estudiantes para apoyar la difusión de noticias.

– ¿De qué manera se realizan las evaluaciones en este contexto?

– En este momento todas las evaluaciones se ajustaron a la única posibilidad disponible, que es la virtual. De todos modos, las hemos planificado cuidadosamente esperando que el regreso escalonado a la presencialidad nos permita afianzar las competencias procedimentales disciplinares que mencionaba anteriormente.

Hacemos planificaciones estratégicas de actividades que cambian constantemente, porque las vamos adecuando al no tener margen de previsibilidad a mediano y largo plazo. En realidad, esta es una característica de la planificación docente, porque se adecua permanentemente, pero en este contexto de excepcionalidad esta condición se exacerba por esta ausencia total de previsibilidad.

– ¿Qué podría decir a modo de balance?

– Podría decir finalmente que estamos transitando estos tiempos de pandemia con entereza y gran vocación docente, pero sin lugar a duda se ha transformado en una gran instancia de aprendizaje colaborativo y, como mencioné al principio, representara un salto de calidad educativa, ya que ha acelerado de manera evidente un proceso de formación que comenzó hace 6 años y que permitió que esta situación de excepción nos encontrara con estrategias ya implementadas en entornos virtuales.

Solo quiero destacar el compromiso de todos los equipos docentes sin excepción. Realmente. el empeño y la preocupación fue manifiesta; al igual que la actitud de los estudiantes que se han sumado a este desafío y han aceptado las pautas de esta nueva normalidad. También, quiero destacar el trabajo incansable de la secretaria Académica, licenciada María Marcela Barrios, quién merece un destaque porque se ha visto particularmente exigida en estos meses. También, valoro el apoyo del equipo del Campus Virtual Medicina y del Personal No Docente de la Carrera y de la Facultad. Además, en este espacio de crecimiento y superación, el liderazgo y la visión del decano, el doctor Omar Larroza, permite que hasta la más simple de las ideas se proyecte y se desarrolle exitosamente.

También creo que en cierto modo esta pandemia, a pesar de sus efectos nefastos y descontando el dolor de las pérdidas de vidas que se ha cobrado, ha restituido el orden de importancia en otros aspectos: la familia, la amistad, los afectos y ha puesto en valor el amor de nuestros adultos mayores y hasta de nuestro trabajo si se quiere, ya que la angustiante situación económica nos recuerda a quienes trabajamos en lo que nos apasiona lo afortunados que somos.

Por último, debo decir que se ha visibilizado de manera contundente el rol del kinesiólogo en el equipo de salud y le ha recordado al mundo entero que el bien más preciado de la humanidad sigue siendo la salud de las personas. En esta institución queremos contribuir a la formación de excelencia de los futuros profesionales que aportaran sus saberes para mejorar la calidad de vida de esas personas; ese es nuestro Norte y hacia allí avanzamos.

Corrientes, 02 de julio de 2020

X